jueves, 9 de marzo de 2017

Mi proyecto se está haciendo real

Esta semana volví a retomar el ritmo normal del año, y con eso se me acabaron los tiempos en que podía dedicarme a este blog, y a mis proyectos personales también.

Por eso, me dediqué casi el fin de semana completo en avanzar con mi proyecto... acá dejo algunas fotos...








Puse todo mi corazón en esto... un cuaderno personal para docentes... hice el diseño buscando hacer algo sencillo pero bonito, que fuera neutro y pensando en las necesidades más importantes para un docente.

Y si bien he bajado las expectativas en cuanto a quién le interesará comprar mi cuaderno, estoy feliz porque he sido capaz de armarlo casi completo, en un fin de semana y bajo una tremenda presión.

Lo que venga, será solo bueno.

¡Así será!

martes, 28 de febrero de 2017

Todo salió mal

No puedo decir que me hice tremendas expectativas... ¡para nada! Fue lo que cualquiera pudo haber pensado: Voy de vacaciones, podré descansar y lo pasaré bien.

Es normal ¿cierto?

¡Pero todo salió mal! Hubo incluso crueldades de por medio, que en un inicio creí bendiciones...

Estoy decepcionada a más no poder.

Tanto, que volver a trabajar será un alivio.

Empecemos ya.

domingo, 19 de febrero de 2017

Tiempo de vacaciones

Y no. No es que ya se me acabaron las energías para mis proyectos, ¡todo lo contrario!

Como sé que me queda poco tiempo para volver a trabajar, es que empecé con los preparativos para desarrollar mi súper idea. Porque sabía (sí, estaba planeado desde hace mucho) que esta semana no estaré acá en mi hogar. Voy a salir a tomar aire, a un hermoso lugar.

Y cuando vuelva, el poco tiempo que me quede, a trabajar como las locas (qué novedad...). Para contar lo que pasó, y armar mi idea.

¡Vuelvo pronto!


sábado, 18 de febrero de 2017

O empiezo hoy o no empiezo nunca

Es una lata, pero pasa.

Tener buenas ideas, compartirlas, que otra persona las celebre y comparta, y que se entusiasme con tremendas ganas de llevarlas a cabo, como un equipo.

Y que luego de eso, haya un par de reuniones para desarrollar estas tremendas ideas, para hacerlas realidad pronto.

Para que empiece a pasar tiempo y más tiempo, y las dichosas súper ideas se empiecen a poner rancias de la dejación.

Y al final nunca se lleven a cabo.

Eso me ha pasado, ya un par de veces seguidas. Y me cansé.

¡Me aburrí! ¡No estoy dispuesta a dejar morir esta OTRA idea, porque mi equipo no tiene tiempo o ganas o lo que sea que pase!

Así que tomé esta decisión. Porque a mí el tiempo tampoco me sobra, y no puedo perder neuronas que ya gasté.

Me lancé HOY a comenzar los detalles para realizar esta idea, por mi cuenta y con los riesgos que todo eso implique.

Porque o empiezo hoy, o no empiezo nunca.

jueves, 16 de febrero de 2017

¿Por qué nunca lee lo que escribo?

Y sigo con las preguntas.

Es que ando inquisitiva, mordaz, amargona...

Y me ha llamado la atención, hace años. Porque cuando uno sabe que alguien de su familia escribe, y lo ha hecho por mucho tiempo... alguna curiosidad te da. Eso es lo que me imagino yo.

¡Al menos para saber el estilo de las burradas!

Pero en mi caso no. Ni eso he provocado.

Confieso que en alguna ocasión, he tratado de generar algún interés, y he leido en voz alta alguno de mis escritos...

Nada. Cero interés.

Y quien se suponía que sí le importaba lo que yo escribía, resulta que me estaba probando (fui su rata de laboratorio, qué poco glamour...).

En resumen, no he convencido ni siquiera a mi familia. Por años.

Seguimos ventilando los trapos.


martes, 14 de febrero de 2017

¿Será que no me amas?

Hoy, mucha gente celebrando esta fecha. Al menos eso me "vendieron" las imágenes del matinal que vi, por estar despierta tan temprano y no tener mucho más que hacer a esas horas.

Y seguramente por eso mismo fue que el día se me hizo tan re largo.

Eterno.

Y nada, no recibí nada. Ni un mensaje, ni una llamada, ni un whatssap... ¡nada!

(Osea... sólo un ahhhh feliz día cuando vio las mismas imágenes que yo, las del matinal. Más fome que chupar un clavo).

No quiero pasar de mártir ni nada por el estilo, pero creo que las cosas que pasan, hay que contarlas. Aunque una quede como chaleco de mono, nada po... hay que apechugar con la verdad...

Y ésta fue mi verdad hoy. Obviamente yo, que ya estoy curtida con cosas que contaré en otros posts, tampoco hice el menor intento de "parafernalia". Das lo que recibes, es mi lema hace mucho rato.

Y es válida la pregunta, aunque injusta. Porque si estamos para las puras fiestas, y luego cero muestras de amor por el resto del año, no sirve de nada la celebración.

¡Pero sería bueno manifestarse en ALGUNA festividad! ¡Algún engañito, alguna veez!

Voy a dejar una canción muy linda. La escuché y me ilusioné. Y luego no.



domingo, 12 de febrero de 2017

Hoy soy un caramelito (Adagio, un poco mosso).

Es bien lógico pensar que tras este desahogo anterior, iban a cambiar las cosas... en serio no sabía cómo, pero alegué y me desahogué y dije todo lo que tenía que decir.

¡Porque así no se puede vivir!

Y bueno, he podido darme algunos gustitos. Salí a leer a un parque, escuché música bajo un hermoso árbol. Fui a la peluquería. Anduve en bicicleta. Hice sudokus. Leí dos libros a la par. Toqué piano.

Harto, para ser dos días...

Y lo mejor, recuperé la paz. Que si lo he dicho antes, no soy de andar peleando, pero...

No puedo dejar que nadie me falte el respeto. Menos mi familia.

Y este es mi estado, del alma. Adagio, un poco mosso.

La melodía que quisiera fuera mi despedida, al otro mundo.

Mi aura, hecha melodía. Por un genio, admirado Ludwig.