miércoles, 25 de enero de 2017

Muy (tonta) inocente seré, pero el genio de m*** me lleva

En los posteos anteriores he explicado esta forma de ver la vida que he forjado, y hoy a propósito de un texto en el diario, se me ocurrió pensar en aclarar esto.

No soy una inocente pacífica, no en el estricto sentido de la palabra.

Y ya lo dije antes, busco y quiero ser tratada con cordialidad. Mantengo esa cordialidad también con personas a las que recién comienzo a conocer.

Pero.

¡Pero!

Si siento que una persona me está pasando a llevar, si veo que quiere ser descortés INTENCIONADAMENTE, me defiendo altiro. Rápido. Instantáneamente.

Ejerzo y potencio mis derechos, hasta devolver incluso la descortesía. Me transformo.

Como hacen los perros chicos cuando ladran a un mastín. Sí, también soy menuda y pequeña, siento que tengo que defenderme para que el resto sepa que ME TIENE QUE RESPETAR.

Una furiosa más. Una inocencia más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario