lunes, 23 de enero de 2017

Todo acerca de personajear a una persona

Ser (tonta) inocente no es eterno... lo que quiero decir, es que igual una termina por darse cuenta de las sutiles diferencias entre el resto de las personas normales y una como yo. En una de las reflexiones que he hecho estos días, me cayó la teja sobre el tema PERSONAJEAR.

¿Qué es eso?

Bueno, personajear es hacer que una persona normal se convierta a nuestros ojos en LA persona, alguien demasiado único y especial... alguien a quien se admira en cada gesto, cada frase, cada pisada...
Sé que suena estúpido, pero es real... me ha pasado al menos tres veces en estos 40 años...

¿Cómo se actúa-reverencia al personajeado?

Baba. Mirada tonta perdida. Celebrando cada pequeña cosa, cada cita (oración). Encontrando fantásticas sus tallas, sus salidas, sus ideas, su ingenio y carisma.
Suena idiota, ¿cierto? ¡Lo sé!

¿Personajear es enamorarse?

Sí y no. Es una clase -de la peor- de amor incondicional, patético, pero no es el amor de pareja. Lo digo porque esta sicosis me ha ocurrido con hombres, pero casi todos de mi family. No hay involucrados cochinos deseos, aunque sí una necesidad imperiosa de estar con el personaje, no perderse suspiro, y si es posible regalonear y apapachar al mismo. Regalitos, gracias, favores, loas... ay.
Me imagino que no puedes creer tanta locura, pero insisto... ¡es cierto!

¿De dónde salió este tonta sicosis?

Como yo la he vivido (aunque vi lo mismo en otras mujeres de mi familia) puedo referirme a mi experiencia de vida: Tuve un papá ausente, era una visita prácticamente. No lo conocí nunca realmente, así que siempre fue alguien especial y omnipotente... un fantástico...
Mismo me pasó con mi bro, con mi hermanastro (¡con él babeaba como loca!) y un amigo que tuve hace un tiempo.

Creo que esa imagen masculina que nunca pude completar, me hizo fantasear con un tipo excepcional que las podía hacer todas, y que era una especie de súper héroe.
¿Tiene sentido cierto? Al menos para una niñita sin papá... como yo lo fui.

¿Personajear es para siempre?

No. Como toda enfermedad mental-emocional, tiene cura -menos maal-. Mi papá ya fue mi personaje y se murió siéndolo. Mi hermano, se pasó al lado oscuro de la vida (imposible seguir manteniéndole el estatus). Mi hermanastro está lejos, pero creo que sí sigue siendo alguito personaje... ufff me hubieras visto babeando y mirándolo fijo... Y en cuanto al amigo, él mismo develó sus secretos oscuros por cuanto hubo que caducarle el contrato de personaje.

Ay, estos hombres.

Una inocente de esas, una de las historias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario